MALTRATO ANIMAL: RAÍZ DE LA VIOLENCIA

Conforme han pasado los años, Costa Rica se ha caracterizado por su compromiso en conservar la biodiversidad y proteger la vida silvestre; prueba de ello son las legislaturas actuales, en donde declara a los animales silvestres como patrimonio de todos los costarricenses.

A raíz del compromiso por el que se caracteriza, se ha reflejado en nuestra sociedad costarricense un surgimiento masivo y constante del nivel de apoyo y concientización en materia de bienestar animal. Por esta razón en el año 2017, se aprobó en segundo debate la reforma Nº 9458, Ley de Bienestar de los Animales, donde estipula una nueva legislación con multas y sanciones de cárcel a aquellas personas que causen un daño, muerte o maltrato a un animal doméstico.

Pero a pesar de ser un país pionero en la conservación y protección de sus especies tanto en animales silvestres como sus especies menores, es alarmante el nivel de desinformación que existe entre sus habitantes sobre el bienestar animal. Cabe destacar que cuando hablamos de maltrato animal, se hace referencia a un fenómeno que existe con cierta frecuencia en la sociedad y sencillamente hay que echar un vistazo por las redes sociales para darse cuenta de que muchas personas lastiman, torturan e infunden dolor a indefensos animales dentro de nuestra sociedad costarricense. 

Por tal motivo en Costa Rica, desde el año 2019 hasta la fecha, se ha experimentado un aumento en los casos referentes al maltrato y bienestar animal, consecuentemente, este tipo de violencia ha generado que el maltrato pase por desapercibido en nuestra sociedad y de esta manera ha propiciado una cadena donde el más fuerte ataca al más débil, hasta llegar a quienes se encuentran en el eslabón más bajo de dicha escalera, los animales. 

Actualmente vivimos en un clima de inseguridad e incertidumbre, en donde la violencia se expresa de formas relacionadas entre sí y a raíz de esto diariamente nos vemos sacudidos por hechos dramáticos que preocupan y conmueven a toda una población costarricense, pero; a pesar que muchas personas se indignen ante este tipo de comportamiento, esta crueldad hacia los animales no siempre es condenada por nuestra sociedad, a pesar que, el maltrato animal es a la vez, un factor que predispone a la violencia social y al mismo tiempo, una consecuencia de la misma, generando que se forme una cascada de violencia que nos va alcanzando a todos como individuos y como sociedad. 

El maltrato animal, no es simplemente un «detalle más» en la personalidad de un individuo, más bien hace referencia a un gran síntoma de posibles desórdenes mental. Muchas investigaciones realizadas por múltiples criminólogos, han demostrado que los individuos que cometen este tipo de maltratos con los animales no se detienen allí, muchos de ellos continúan con sus congéneres humanos. Teorías criminológicas tales como; la teoría de reacción social de Howard Becker y la teoría de la triada de MacDonald, han demostrado que cualquier persona que con el tiempo se acostumbre a infundir dolor, sufrimiento, maltrato y menospreciar la vida de cualquier animal, está en peligro de menos preciar de igual manera la vida de un ser humano, demostrando de esta manera que el maltrato animal puede ser la primera alerta de una patología violenta que podría eventualmente incluir a futuro víctimas humanas. 

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: