La prevención situacional del delito y el uso de Tic´s

Resumen.

Las tecnologías de la Información y Comunicación (TIC´s) se cimentaron en la actualidad como parte de la revolución tecnológica. En el 1940 los físicos John Bardeen, William Shockley y Walter Brattain iniciaron con estos estudios al crear el transistor como dispositivo controlador y/o amplificador de señales eléctricas.

El delito como hibrido social evoluciona a pasos agigantados, anteponiéndose a los mecanismos de control social que cada gobierno aplica en pro de una seguridad ciudadana optima, a través del uso de diversas corrientes teóricas que se instituyen en políticas públicas. En este artículo se ahondará en la comprensión de una de las corrientes criminológicas más estudiadas, la Prevención Situacional del Delito, esta busca reducir la incidencia del crimen valiéndose de diseños urbanos seguros con el fin de impulsar el uso de las TIC´s para estructurar medidas sostenibles con la actualidad.

Palabras clave: Tecnologías de Información, Delito, Control Social, Prevención Situacional del Delito, Diseños Urbanos.

La situación actual

Diariamente las personas son testigos de cómo en los medios de comunicación se le dedica una considerable cobertura a noticias relacionadas con la inseguridad ciudadana, el mundo actual es cada vez mucho más complejo, las nuevas formas de violencia como el crimen organizado o los delitos patrimoniales evolucionan día a día poniendo en riesgo la seguridad ciudadana, en contraposición, las medidas de control instauradas por las autoridades de seguridad y justicia involucionan,  lo cual provoca frustración y temor en los habitantes dentro de un país. Desde las corrientes ambientalistas criminológicas planteadas por Cohen, Newman o Clarke, para nombrar a algunos, la percepción de la seguridad y el miedo al delito resultan de interés, ya que, a partir del estudio de ambos, las estrategias en materia de políticas públicas e institucionales vienen a tener un gran impacto para el buen funcionamiento de la colectividad, y, por ende, de la paz social.

En la última década, las cifras atinentes a la violencia en la región son alarmantes, tal como lo transmite el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (2020) “En relación con la preocupación frente al problema, datos del Latinobarómetro 2018 indicaban que para la población la delincuencia era el problema más importante que tenía su país (19%), seguido del desempleo (15%) y la economía (13%)” (p.35). Según la información anterior, la inseguridad ciudadana se encuentra en el primer rango de generador de estrés, miedo y cambios emocionales en las personas.

En datos concretos del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (2020) se pueden ver las siguientes estadísticas:

Según datos del 2018 en el caso de Centroamérica el Salvador tenía una tasa de homicidios (52 por 100.000 habitantes) más de siete veces mayor que la tasa de Nicaragüa (7 por 100.000 habitantes) y en el Caribe, Jamaica presentó una tasa de homicidios (44 por 100.000 habitantes) más de nueve veces mayor que la tasa de Cuba (5 por 100.000 habitantes) (UNODC, 2019a). (p.27)

Esta realidad refleja al crimen organizado como uno de los delitos más relacionados con las modernas manifestaciones de violencia a la vez que mantiene cifras alarmantes en la región, generando esto un sentimiento de inseguridad marcado en los ciudadanos e impactando el diario vivir de las personas en la urbe. La prevención del delito está ínfimamente ligada con la comunidad, nace en esta, y se aplica para su beneficio, la gobernanza debe de dirigirse hacia mecanismos modernos de contención del delito, y es por esta razón que las TIC´s son una de las mejores formas para lograrlo

La Prevención Situacional del Delito

Dentro del denominado orden público, basado en la resolución de problemas, el enfoque prevencionista situacional participa como un actor fundamental en la metamorfosis de una sociedad.  Dicho modelo se centra en la identificación de lugares, personas y objetos en riesgo de victimización o revictimización. Este modelo se avoca por crear estrategias medioambientales y físicas que modifiquen el entorno de un lugar determinado, disminuyendo así las posibilidades de que un delito se manifieste, según lo expone Sozzo (2000), como se citó en Hough (1980):

Hough et al. (1980, p. 1) han definido a la prevención situacional y ambiental como: “a) medidas dirigidas a formas altamente específicas de delito; b) que involucran el management, diseño o manipulación del ambiente inmediato en que estos delitos suceden; c) en un modo tan sistemático y permanente como sea posible; d) de forma tal de reducir las oportunidades de estos delitos; e) tal como son percibidos por un amplio conjunto de potenciales ofensores”. (p.106 -107)

Ampliando en su concepción, la prevención situacional del delito considera los aportes de varias disciplinas como el diseño urbano y la arquitectura. Su objetivo es generar una disminución de las oportunidades de delito, haciendo uso de la modificación del entorno en el cual las comunidades viven, trabajan y se desplazan.

Los 4 enfoques de actuación de este modelo se sistematizan en:

  1. Aumentar el esfuerzo para cometer un delito.
  2. Incrementar el coste y riesgo de delinquir.
  3. Disminuir las recompensas devenidas de la conducta delictiva.
  4. Eliminar las justificaciones para su comisión.

La intención final de este paradigma teórico es el de reducir las oportunidades de comisión de un hecho delictivo en espacio y tiempo, se busca que la conducta delictiva sea más evidente hacia los ciudadanos en función de vigilantes o guardianes, el costo de cometer el hecho delictivo debe representar mayores niveles de aprehensión frente a su latente recompensa, así como disminuir el valor de los blancos, ya que, si este tiene un valor económico alto, el delincuente correrá el riesgo. A su vez es necesario reducir los motivos justificantes de cometer ciertas conductas ilícitas, eliminando así la latente “aceptación social”, como se puede derivar de delitos sexuales o patrimoniales donde socialmente se justifica la acción, se busca justificar tales delitos utilizando la vestimenta de mujer, o bien el robo hormiga usando con motivo el bajo salario del delincuente. 

En terminología policial, una ciudad o barrio comunitario se divide en cuadrantes, cada cuadrante posee características territoriales que lo hacen proclive a manifestaciones criminales, bajo este precepto, la comunidad y las autoridades de control social (fuerzas vivas comunitarias, cuerpos policiales, entes gubernamentales y locales) deben de enlazar la información que poseen a fin de poder establecer estrategias de seguridad encaminadas a mantener espacios urbanos sostenibles y seguros. Un ejemplo de lo mencionado anteriormente es instaurar patrullajes en vecindarios coordinados con los “Command Center” de las fuerzas policiales, lo cual genera enlaces comunitarios a través del uso de botones de asalto en puntos estratégicos como parques o avenidas; es aquí donde se demuestra que las TIC en la prevención del delito tienen un rol constructivista al aportar uno de los vínculos más estratégicos para el desarrollo de programas preventivos y la creación de lazos comunitarios fuertes.

Principios Generales de la Prevención Situacional del Delito

El modelo ambientalista de espacio seguro se amolda a 4 principios capaces de brindar noción mucho más sistémica, estos son:

  1. Vigilancia Natural: El diseño de áreas urbanas debe de ir alineado con espacios que permitan mantener una visibilidad óptima. La idea subyacente es de facilitar la capacidad de ver y ser visto por otros en dichos lugares, permitiendo que exista una posibilidad de control por parte de los usuarios regulares de un área, como lo puede ser en calles vecinales o parques.
  2. Reforzamiento Territorial: Se busca incentivar el uso de espacios públicos que simbolicen propiedad, pertenencia, esto logrará establecer un apoderamiento de los ciudadanos de espacios como vecindarios con el objetivo de establecer vínculos fuertes entre los miembros de la comunidad.
  3.  Control Natural de Accesos: El mantener espacios categorizados como de uso de salida y entrada en las áreas urbanas, o cumpliendo una función de barrera de ciertas áreas restringidas, esto genera un mayor sentimiento de seguridad en las personas. La construcción de casas de habitación con cercas, barreras de tránsito en aceras, redes de semáforos viales, diseño físico con arbustos, son ejemplos de controles con un enfoque de prevención situacional.
  4. Mantención:  Cada vecino es responsable de crear vínculos fuertes con sus semejantes y sus autoridades, este principio busca que los ciudadanos ejerzan una influencia continua sobre el espacio que habitan. De igual forma, se busca que las autoridades locales velen por el buen estado y mantenimiento de los espacios públicos, de tránsito y residencia.

Las TIC´s como apoyo de la Prevención Situacional del Delito

A través del uso de Tecnologías de Información y Comunicación, el fin último de la prevención situacional del delito se puede lograr alcanzar con una eficiente gobernanza, donde intervenga la comunidad y el gobierno con la creación de proyectos alineados a: SOC o “Command Center” para fuerzas policiales, sistemas de iluminación artificial Led con control de intensidad lumínica y establecimiento de espacios públicos inteligentes (botones de pánico, CCTV). Al tener claro que la acción clave de la prevención comunitaria del delito es la disuasión, se debe entender que los espacios públicos, en combinación con el uso de tecnologías de información y comunicación, pueden enlazar la sostenibilidad en un ambiente con un espacio seguro libre de fenómenos criminales dominantes, como lo son, por ejemplo, los delitos patrimoniales o de tipo sexual.

Debe tenerse en cuenta que un posible infractor tiene una alta motivación para realizar el delito, así como que posea los medios para lograrlo, solo queda el calcular el riesgo de la maniobra ejecutar y el beneficio por obtener. Es aquí donde la prevención del delito en comunidad entra en el juego, y debe de anticiparse la detección a las zonas y horarios con mayor riesgo de ocurrencia delictiva. Con respecto en el marco de la aprobación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), se ratificó una nueva agenda mundial, implantando un nuevo futuro modelo para el año 2030, propone tener ciudades inteligentes, inclusivas, seguras y resilientes, y es actualmente que, por medio del uso de las TIC el camino para el logro de este objetivo se encamina a su éxito.

El conocimiento seguirá siendo un activo de suma importancia, en aras de fomentar una explicación amplia del tema de la prevención situacional del delito, sus conceptos más básicos y principios. A continuación, se exponen varias maneras en como el uso de las TIC pueden contribuir a crear mejores estrategias de prevención situacional del delito:

  1. Sistemas de Iluminación inteligentes: El uso adecuado de sistemas de iluminación en espacios públicos puede fomentar un entorno seguro, y la capacidad de los habitantes de un territorio de desenvolverse como “guardianes” en pro de reducir las oportunidades delictivas. Es posible con el uso de postes inteligentes con bombillas LED de consumo sostenible, o el uso de tecnologías de control de intensidad luminosa, se pueden coordinar zonas horarias consideradas como proclives a la criminalización con los gobiernos locales y cuerpos policiales, a fin de mantener espacios urbanos con adecuada iluminación que fomente un efecto disuasorio en el posible infractor.
  2. Sistemas de video vigilancia: La creación de “Command Center” y la conexión con sistemas de circuito cerrados de televisión a través del uso de cámaras de seguridad con reconocimiento facial o de placas de automóviles, detección de movimiento y el posterior envío de alertas a través de mensajes de texto o correo electrónico a cuerpos policiales, autoridades de seguridad o fuerzas comunitarias. Es de vital importancia enlazar mejores prácticas sostenibles en pro de una prevención del delito eficiente, contribuyendo a la reducción de delitos patrimoniales, contra la vida o contra la integridad sexual de las personas.
  3. Botones de pánico inteligentes: Cada vez más se vuelve más cotidiano para las personas convivir en espacios como parques, avenidas o edificios de diversión y esparcimiento con artefactos que les pueden ayudar a dar aviso en caso de ser víctimas de un hecho criminal, se hace uso de los botones de pánico, los cuales se instalan en lugares estratégicos y de alto tránsito de personas. Estos botones inteligentes enviarán señales inmediatas mediante una alerta a los centros de comando de los cuerpos policiales de la comunidad, lo cual produce un despliegue inmediato contra una respuesta armada de personal policial al lugar.
  4. Red Semafórica y “Smart Traffic”: Las ciudades mantienen un alto tránsito de vehículos, con el uso de TIC se puede enlazar toda la red de semáforos de un territorio a sistemas inteligentes que recaben información destinada al análisis de datos. Con este modelo inteligente, los datos arrojarán a través de la conexión con redes de semáforos y alertas de los dispositivos móviles de los conductores, información de interés como rutas con bloqueos, accidentes de tráfico y puntos “calientes” con altos registros de incidencia de delitos hacia las personas. En cuanto a esta red de datos, se generarían avisos en tiempo real, alertas para los cuerpos de seguridad y policiales, y canales de comunicación en redes sociales para conocimiento de la comunidad en general.
  5. Aplicaciones móviles: Convivimos diariamente con el uso de redes sociales, y aplicaciones que hasta nos calculan los pasos diarios registrados, o nos indican mejores prácticas para meditar o dormir, pero para efectos propios, las aplicaciones destinadas al registro y aviso de alertas de hechos criminales se han puesto de moda en ciudades del mundo. Según datos recabados en la página web adslzone.net (2020) donde se indica “Tener a mano determinadas apps puede ayudarte en momentos de peligro, de socorro. Son muchas las apps que te pueden salvar la vida y no cuesta nada llevarlas contigo en el teléfono móvil.” (s.p), algunas aplicaciones como “Trusted Contacts” de la empresa GOOGLE, puede dar aviso de tu ubicación en tiempo real en caso de ser víctima de un evento de emergencia. Todas las aplicaciones destinadas con un fin de seguridad ayudarán a recabar datos estadísticos en torno al registro de estadística criminal, geolocalización de hechos criminales en tiempo y espacio, información clave que podrá enlazarse con las de cuerpos policiales en pro de la construcción de “hot spot” o mapas calientes.
  1. Patrullajes inteligentes: Como sexto y último punto, todas las anteriores citadas se concluyen en la consecución de este quinto apartado, donde toda la información recabada, o en su defecto, la conservabilidad y defendibilidad de espacios públicos seguros con sistemas de iluminación eficientes y ciudadanos en calidad de “guardianes” contribuirá a que las fuerzas policiales establezcan patrullajes más eficientes. Las patrullas se auxilian con alertas en tiempo real a través de la información proveniente de aplicaciones en el uso de ciudadanos, el “Smart Traffic” o las alertas obtenidas de los botones de pánico o identificación facial de las cámaras de seguridad ubicadas en toda la ciudad. Cabe recordar la importancia de la información, y el uso correcto de datos puede asistir a los cuerpos policiales, cada dato suma a instaurar mejores prácticas comunitarias, es posible lograr avances en la reducción de índices de criminalidad patrimoniales, sexuales, contra la vida o el crimen organizado a través del uso de Sistemas de Información Geográfica (SIG), donde se gestionen puntos calientes, y se implanten recorridos de la policía en zonas consideradas como de riesgo latente de criminalización.

Bibliografía

Naciones Unidas. (2020). Analisis sobre innovación en seguridad ciudadana y derechos humanos en Latinoamerica. Recuperado el 19 de setiembre de 2021, de https://www.latinamerica.undp.org/content/rblac/es/home/library/democratic_governance/analisis-sobre-innovacion-en-seguridad-ciudadana-y-derechos-huma.html

Sozzo, M. (2000). Seguridad Urbana y tacticas de prevención del delito. Cuadernos de Jurisprudencia y Doctrina Penal. Recuperado el 24 de Octubre de 2020, de http://www.drjulioaparicio.com.ar/descargas/Sozzo_Seguridad_urbana_y_tacticas.pdf.

Adslzone.net. (2020). Adslzone.net. Recuperado el 27 de setiembre de 2021, de https://www.adslzone.net/listas/mejores-apps/salvar-vida/

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: