Zona Segura

En medio de un tiroteo: Recomendaciones básicas para salvaguardar nuestra integridad

El pasado martes 25 de mayo del 2021 un nuevo hecho violento marcó la conciencia de los costarricenses, así narrado por el sitio web Teletica.com (2021) “Un oficial de seguridad, al parecer, disparó contra un compañero dentro de las oficinas del Poder Judicial en Alajuela.” (s.p), relatando un evento que nadie se imaginaba que podría suceder mientras se realiza una gestión en un edificio gubernamental, o mientras transita tranquilamente por la acera o vía pública.

Este evento dejo una persona fallecida, así como un oficial de seguridad detenido y puesto a las órdenes del Organismo de Investigación Judicial, el elemento de seguridad que prestaba el servicio en las oficinas del Juzgado Civil de Alajuela del Poder Judicial de Costa Rica, habría aparentemente disparado contra su supervisor según informa el sitio web Teletica.com (2021) “Se cree que entre los hombres hubo un altercado por razones que no están claras.” (s.p)

La idea central no es relatar la noticia como tal, pero para este fin se deja el link de la noticia para consulta y entendimiento, el objetivo central de este artículo es ayudarle a comprender a usted, estimado lector, que estos eventos son riesgos latentes de ocurrencia en nuestro diario vivir, y como tal debemos de aprender a manejar la crisis del momento, y sobre todo proteger nuestra integridad, tanto física como psicológica.

Primero que nada, una crisis es cualquier cambio traumático en la vida física y mental de cualquier ser humano, y que impacta su diario vivir de manera brusca, de igual forma existen varias tipologías de crisis, pero nos interesa las denominadas como crisis circunstanciales, así definida por la UNAM (s.f) “Las Crisis Circunstanciales son accidentales o inesperadas (por ejemplo, muertes inesperadas, enfermedades corporales, pérdida del trabajo, desastres naturales, crímenes violentos, etc.” (s.p), traduciendo este concepto al evento ocurrido, y entendiendo que este suceso se puede enmarcar como un acontecimiento que genera una crisis circunstancial en las personas, manifestándose en signos como estrés emocional, ansiedad, cambios de humor, etc.

Frente a una balacera, que es simplemente esa acción de disparar un arma de fuego contra la integridad de alguna persona, se tiene que entender que son incidentes que en cualquier lugar, como lo es una escuela, universidad, institución pública o privada, y hasta un área abierta como un parque, puede suceder, traduciéndose claro está, en proyectiles con dirección de impacto incierto, y esto en un riesgo a que personas inocentes se conviertan en víctimas.

Dicho esto, es que a continuación se acotaran varias recomendaciones básicas para poder estar alerta, y saber cómo responder frente a un tirador:

 Medidas preventivas:

  • Siempre esté atento a su entorno, mantenga una visión 360°.
  • Indague posibles rutas de escape, o salidas de emergencia en caso de estar en un edificio.
  • Tenga conocimiento del lugar donde se encuentra, dirección exacta de su residencia o lugar de trabajo, así como del edificio donde se encuentre realizando alguna diligencia.

Si un tiroteo se produce cerca suyo, siempre tenga en cuenta:

  • Correr no es la recomendación más segura, pero en caso de correr hágalo hacia un lugar seguro, nunca corra sin tener visión de su entorno.
  • En caso de encontrarse en un edificio cerrado, tírese al suelo, no se coloque de rodillas o se agache a medias.
  • Suelte todo lo que tenga a mano, esto le podría ocasionar perdida de segundos importantes.
  • No grite, solo busque protección.
  • Busque siempre una protección sólida, como una oficina, baño o habitación con puertas solidas o muros de material sólido, cúbrase sobre muebles pesados como escritorios o armarios.
  • No saque su celular ni grabe o tome fotografías, esto podría llamar la atención del tirador y aumentar su adrenalina y estrés, provocando una crisis más grande.
  • Si hay una vía de escape accesible, intente evacuar a la gente que este ahí presente.
  • Si durante los hechos nos encontramos con menores de edad, se debe protegerlos con nuestros cuerpos, tirándonos al suelo mientras se busca un lugar seguro.
  • Nunca se acerque a escaleras o ventanas.
  • Si la balacera se da en un área abierta, tírese al suelo, busque un refugio en una pared, poste, banca, una banqueta o un vehículo y colocarse de forma horizontal (pecho tierra), con los brazos cubriendo la cabeza.
  • Si está en un vehículo, arrójese al piso de la unidad y busque proteger a los menores, en caso lo acompañen, no salga corriendo de la unidad, puede ser confundido con un criminal escapando de la escena del crimen.

Y como recomendación final, trate en todo momento de mantener los números telefónicos de emergencia a mano, entender que el 9-1-1 puede salvarle la vida, y, sobre todo, el entender que una situación como un tiroteo puede ocurrir en cualquier momento, por lo que el mantener una conciencia preventiva nos ayudará a mejorar nuestra reacción en caso de una situación de crisis como la manifestada en párrafos superiores.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: