Acoso laboral (mobbing)

Saludos lectores

El acoso laboral -también conocido como mobbing- es un fenómeno que puede llegar a pasar desapercibido dentro de las organizaciones y en ocasiones se subestima el impacto negativo que conlleva. Podemos definirlo como la acción de hostigar, acosar o atacar al trabajador por medio de acciones persistentes y continuas que llevan la intención de alterar el estado de la persona afectada, causándole miedo o rechazo hacia su lugar de trabajo o funciones, y que generalmente termina con la renuncia del individuo al no poder soportar más el clima laboral. No se debe confundir este fenómeno con el síndrome Burnout (empleado quemado), si bien es posible que el constante acoso termine causando en el empleado cansancio y pérdida de interés por sus labores, las causas de este síndrome se atribuyen a otras razones ajenas al mobbing.

El Acoso Laboral o Mobbing, del ingles “to mob” que significa ser atropellado o atacado por la multitud, es un término que se refiere a un continuo y deliberado maltrato, al menos una vez por semana por más de 6 meses que recibe un trabajador por parte de otro o de otros, pudiendo ser el autor del hostigamiento jefes, compañeros o subordinados que se comportan con la víctima de manera agresiva, con el objetivo de arrinconarlo, destruirlo y eliminarlo de la organización
para de esta forma romper su resistencia psicológica. (Catalina Duque,  Consideraciones sobre el Acoso Laboral. Perfil del acosador).

Las víctimas de acoso laboral sufren de violencia psicológica sin justificación por parte del hostigador u hostigadores, y generalmente se caracteriza por burlas, difamaciones, amenazas, desprecios o aislamiento hacia el afectado, y aunque no es frecuente, si es posible que llegue a incluir violencia física contra la víctima.

Tipos de acoso laboral

Acoso horizontal: Este tipo de acoso sucede entre personas que se encuentran en la misma posición jerárquica. Sucede muchas veces cuando una persona ingresa a la empresa y cuenta con habilidades o características particulares que el resto de los compañeros interpretan como una amenaza, o bien, si se están dando situaciones irregulares entre los compañeros, se trata de aislar o minimizar el trabajo del nuevo colaborador para no quedar en evidencia. La intención del acoso es provocar que el empleado renuncie o que los superiores lo consideren como un problema y decidan separarlo de la organización.

Acoso vertical descendente: En estos casos el acosador es la figura de autoridad sobre el empleado, es decir, los jefes. Sucede en la mayoría de los casos cuando se desea provocar que la víctima renuncie o cometa algún error que pueda ser causal de despido sin responsabilidad. También es posible que esta persona represente una amenaza para la jefatura, ya sea porque se entera de irregularidades que puedan perjudicar a su superior o por temor a que esta persona pueda “robarle” el puesto.

Acoso vertical ascendente: No es muy frecuente, pero si existen casos donde la víctima es el jefe o superior del acosador. Esto sucede cuando el grupo de trabajo no acepta a quien han colocado como su jefatura, sobre todo si el nuevo jefe surgió por ascenso, generando envidia por el resto del equipo o porque implementa nuevos cambios con los cuales no se está de acuerdo. El modo de actuar de los hostigadores es recurrir a la difamación reportando fallas inexistentes e incluso acusar a su superior por acoso o maltrato laboral, convirtiendo a la víctima en victimario ante sus superiores. La intención naturalmente, es remover a esta jefatura, ya sea porque la persona desea obtener el puesto, o bien, que sea otra quien lo tenga y de la cual se verá de alguna forma beneficiado.

Las motivaciones pueden ser otras más que las mencionadas anteriormente, incluso la misma dirección de la empresa puede estar al tanto de la situación, esto se da cuando se desea remover a personas y no se tiene ninguna herramienta legal para proceder con su despido. También se da hacia mujeres en estado de embarazo, por problemas de género, (incapacidad de tener una mujer en el equipo como jefatura, o bien, la mujer que falsamente hace creer que está siendo acosada sexualmente por algún subordinado o jefe). Por supuesto, la motivación del acoso puede deberse simplemente a un conflicto personal y el único objetivo es que esa persona se vaya, aunque el acosador no desee obtener ningún beneficio más allá que la salida de su víctima.

Existe también el acoso sexual laboral, que no debe verse únicamente como la intención del abusador por conseguir un beneficio sexual de su víctima, pues también puede darse con comentarios sexistas o ridiculización del afectado sobre el tema, provocando burla entre los compañeros de trabajo o creando una reputación errónea de la persona en cuanto al tema frente a los demás, pero este punto ya quedaría para otro tema por ser mucho más extenso.

La función del criminólogo ante el mobbing

Parte de la función del criminólogo corporativo es detectar aquellas situaciones que puedan poner en riesgo los intereses del negocio, y el acoso laboral puede traer consecuencias negativas para la organización, como verse involucrada en procesos legales por denuncias o perder trabajadores que puedan aportar al crecimiento de la empresa, por mencionar algunos ejemplos.

Existen algunas señales que pueden ayudar a detectar posibles situaciones de acoso, por ejemplo, un empleado con varios años de pertenecer a la compañía, que se caracteriza por ser responsable, eficiente y sin problemas de ningún tipo, de pronto baja su rendimiento o presenta su renuncia sin motivos de peso para hacerlo, indicando razones o motivos personales. Estos casos se dan generalmente después de realizar cambios con el personal, puede deberse a incompatibilidad entre las partes o al síndrome del burnout, pero en cualquier caso, la salida de un empleado consolidado nunca debe tomarse a la ligera.

Otras señales de acoso se pueden detectar cuando existen muchas bajas en un periodo determinado, ya que es posible que la jefatura esté hostigando a sus subordinados al punto de hacerlos renunciar o hay algún miembro del equipo que instiga a sus compañeros con esta misma intención, aunque también es posible que el motivo de estas salidas constantes se deba a otros factores como malos salarios, horarios excesivos, no pago de horas extras, pocas herramientas para que el empleado haga su trabajo o simplemente un mal reclutamiento. En estos casos es más difícil detectarlo porque si el empleado no tiene mucho tiempo, se llega a considerar que no se ajustó al ritmo de trabajo y no se le da la importancia debida.

Por eso es muy importante prestar atención a las señales, ya que estas conductas agresivas pueden estar ocultando otras irregularidades, debemos preguntarnos siempre cuál es la intención de querer quitar a una persona del camino ¿maneja información sobre algo que no desea que se sepa? ¿pasó algo entre las partes? ¿hay chantajes? ¿sabotaje? Y por supuesto tener presente que así como perjudica a sus propios compañeros, el abusador posiblemente tenga una actitud perjudicial ante clientes o proveedores.

Para llegar al fondo del problema, se requiere de una investigación muy sutil pues lógicamente nadie va a admitir lo que sucede, el acosador rechazará los hechos, la víctima posiblemente sienta vergüenza y los compañeros preferirán abstenerse por miedo a salir después perjudicados o convertirse en las próximas víctimas. Una buena estrategia para investigar los hechos podría ser la incursión de un empleado ficticio o infiltrado que se amolde al ambiente laboral ganándose la confianza del equipo para obtener la información deseada. Por eso, es importante conocer el perfil, tanto del hostigador como de la víctima, que nos permita poder diferenciar el mobbing y separarlo de otras situaciones, eso sí, es importante indicar que como todo perfil, es probable que en algunos casos no se cumplan con todos los criterios expuestos, pero en su mayoría expertos coinciden en ciertas características que son distintivas en casos de acoso laboral.

Perfil del acosador

Por lo general son personas que carecen de empatía, presentan incapacidad para mantener buenas relaciones interpersonales con sus compañeros y recurren a la mentira para lograr su objetivo. Suelen ser personas con tendencias narcisistas y se presentan ante los demás como empleados de éxito para ser admirados, aunque en realidad esto es solo una fachada pues estos individuos se le dificulta trabajar en equipo y profesionalmente tienden a ser muy mediocres, por lo no logran crecer profesionalmente. El acosador es muy cuidadoso con sus conductas ya que no le conviene que se enteren de sus intenciones, por eso algunos engañan a quienes lo rodean con manipulaciones para convencerlos de sus acusaciones y por eso es que pueden llegar a obtener ascensos.

Perfil de las víctimas

En contra parte, las víctimas de mobbing suelen ser personas muy eficientes en su trabajo, destacan por su capacidad y aportes a la empresa, por ser competentes, de excelencia profesional y son muy valorados por este motivo, es la razón por la que en ocasiones son envidiados por los acosadores y ante la incapacidad del hostigador por superarlos, recurre a difamaciones o a los ataques para desacreditarle frente a sus superiores. Al inicio las víctimas no le prestan atención a estas situaciones y las consideran aisladas, es común que el empleado evite los conflictos, pues esto repercute en sus labores y al ser personas eficientes y responsables, prefieren ignorar, o bien, porque al comentar con otros compañeros, éstos tienden a minimizar los hechos.

El acoso laboral pasa muchas veces desapercibido, pues jefaturas o compañeros ven algunas situaciones como normales. Si la víctima manifiesta inconformidad, se puede interpretar como apatía para trabajar, incapacidad para soportar el estrés o la carga laboral, por otro lado, el desinterés de la jefatura hace que en ocasiones se traslade al empleado a otra área para evitarse conflictos, lo que a la larga representará mayor riesgo de pérdidas para la empresa.

Consecuencias del mobbing en empleados y empresas

A nivel del empleado, las repercusiones psicológicas pueden llegar a ser muy perjudiciales, ante la falta de apoyo, la víctima comienza a creer que es culpable, que exagera o que está interpretando la situación equivocadamente hasta el punto de creer que lo que le sucede es normal y debe aceptarlo tal cual es. Dependerá mucho del nivel de madurez y apoyo familiar y de amigos, a mayor apoyo, más fácil es detectarlo y actuar, pero de no ser así, la persona experimenta crisis de estrés y según la intensidad del acoso, hasta afectación física de la salud, también puede dañar el curriculum del empleado a la hora de que otras empresas soliciten referencias.

El Mobbing o Acoso Laboral tiene múltiples y variadas consecuencias en la víctima, ya que afecta la salud psicológica, física y social no solo de quien la padece sino también de su grupo familiar y como consecuencia de esto repercute directamente en el funcionamiento y productividad de las organizaciones. El Acoso Laboral nos permite ver este fenómeno como un atentado contra la salud y la seguridad de los ambientes laboral, económico y social de un Estado. (Catalina Duque,  Consideraciones sobre el Acoso Laboral. Perfil del acosador).

A nivel de empresas, una denuncia por acoso laboral puede traer pérdidas importantes, tanto económicas como de imagen, y con la nueva reforma laboral y con las facilidades que se otorgan al empleado para denunciar, de no controlarse o detectarse a tiempo, es posible que más personas se atrevan a romper el silencio. Pero además, se enfrentan pérdidas significativas por ausencias e incapacidades del acosado y el bajo rendimiento disminuye la calidad de las labores que realiza la víctima, que puede terminar en errores severos y es por eso que nuestro trabajo resulta importante para la identificación de estas conductas nocivas.

Para finalizar, debemos tener presente que no todos los casos corresponden a acoso laboral, existen empleados negativos que se rehúsan a seguir las políticas internas y perciben los llamados de atención o las exigencias de su jefatura como acoso, por eso la investigación debe ser muy cuidadosa para evitar tomar decisiones equivocadas. Al ser un tema tan amplio, les dejo dos lecturas que recomiendo leer: Acoso laboral en Costa Rica, que además de reforzar lo que ya leyeron acá, podrán encontrar jurisprudencia sobre denuncias por mobbing y por último, pueden leer el reportaje de CrHoy Falta de reglamento en instituciones y ley contra el acoso laboral dejan vacío para actuar según defensoría.

Referencias:

El acoso laboral o mobbing desde la perspectiva penal y criminológica

Consideraciones sobre el Acoso Laboral. Perfil del acosador

El acoso psicológico en el trabajo o mobbing: Patología emergente

Los perfiles del acosador y del acosado en el ámbito laboral

Perfil psicológico del acosador laboral, en 25 rasgos

Anuncios

3 comentarios en “Acoso laboral (mobbing)

  1. Hola estaba buscando información sobre eso y me siento identificada con muchos aspectos aquí. Yo trabajo para una organización internacional que se dedica a formar niños y adolescentes . Tengo ya casi dos años de estar aquí ,pero me ha sucedido ya varias cosas que realmente ya he pensado en buscar otro empleo, mi trabajo es casi el de madre sustituta ,resulta que un niño se fugo de el lugar , gracias a Dios se encontró a pocas horas luego me llamaron a la oficina y me hicieron sentir culpable porque decían que el niño escucho un mensaje de voz desde mi celular de la hermana de el y que eso movió al chico a escapar…la Pscologa y la directora me dijeron tantas cosas que salí llorando de esa oficina y aterrada. Me sentí culpable cosa que el mismo chico me dijo Tía (Como nos llaman ahí) Tía yo me escapé porque aquí es una cárcel no fue su culpa. Este fue el primer insistente.Puedo contar muchos de este estilo pero duraría mucho …el último fue el pasado lunes dónde una joven de 16 se hizo unas heridas en su mano con unas navajillas ,ella me escucho hablando con otras chicas en la sala y ella estaba en el cuarto. Ellas se quejaban de la chica por su intolerancia e porque coge cosas sin permiso. Yo les dije que cuando la Tía encargada directa regresará de los días libres arreglaríamos la situación. Pero la chica me empezó a decir cosas vía WhatsApp a lo que yo hize caso omiso. Luego fui al cuarto a hablar con ella pero me grito larguese por lo que no insistí. Ella ya había enviado unas fotos a personas de la oficina mostrando lo que se había hecho en su mano pero yo no vi puesto que ella me dijo no quiero hablar con usted,la llevaron al hospital psiquiátrico estuvo 4 días y regreso hoy a la casa le dijo a los de la oficina que no quería verme. Y ellos me piden ir a dormir en los aposentos para Tías o sea tuve que salir de la casa donde trabajo a las 6:30 con mis cobijas,sábanas , almohada y ropa hacia el apartamento de Tías porque la chica no quiere verme y la oficina se basa en ellos son chicos PANI o sea protegidos por el patronato y muchas cosas así por el estilo uno tiene que soportar aquí ser agredido verbalmente, psicólogicamentepir los mismos niños pero no podemos hacer nada porque el PANI los proteje y los mismos de oficina dicen la prioridad aquí son ellos no ustedes,una joven se me avalando una vez y aquí estoy con una lesión en la espalda y ellos más bien me llamaron la atención a mí por gritarle a la chica y enojarme por lo que hizo. Hay tías aquí que los chicos les han pegado y hasta han sido incapacitadas por lesiones pero realmente no hay para nosotros nada de protección de hecho al entrar aquí nos hacen firmar un contrato que hasta el tiempo uno se da cuenta que firmó cosa que solo beneficia a ellos no a uno. Me siento totalmente decepcionada de este lugar que pienso que todo un negocio redondo donde cada niño tiene un signo de dólar en su frente y por eso está situación. Despidos injustos y amonestaciones igual…malas caras de el equipo técnico y cosas así por ejemplo.

  2. Hola necesito me ayuden ..estoy leyendo este blog y se que me sucedio algo asi. renuncie a mi trabajo por esta misma razon , y casi me obligaron porque empezaron a hacerme todo esto que dice aqui, y termine enferma y no me dejaban ir a recbir atencion afuera de la empresa ..el problema es que quiero poner una demanda pero no se si tengo las pruebas suficientes para demandarlos ..aparte sufri acoso sexual y ningun jefe hizo nada por mi. ellos dicen que me pagaran todo para no perjudicarme pero ya lo hicieron,me dejaron sin seguro ni empleo y ahora ocupo estar sacando citas porque termine con problemas en las manos y pies y dermatitis por todo mi cuerpo del mismo stress y estoy en tratamiento. esperando citas y placas.me pueden asesorar por favor

    1. Hola Grettel, lamento mucho lo que le ha sucedido, lamentablemente a veces las personas se ven obligadas a renunciar ante la presión, mi recomendación sincera es que acuda al Ministerio de Trabajo de su país y solicite información al respecto, ya que se trata de un caso que debe revisarse a nivel legal, y llevar todas las pruebas que considere necesaria y si está en sus posibilidades, buscar el apoyo de un abogado en materia laboral.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.