Archivo 506

Violencia intrafamiliar contra el hombre

Saludos lectores

En la actualidad es frecuente ver campañas y estudios sobre la violencia de género, mayoritariamente dirigidos hacia la mujer, ya que para nadie es un secreto que aún con la cantidad de programas y leyes para protegernos, sigue siendo una problemática que afecta significativamente en nuestra cultura. No obstante, quiero cambiar en esta ocasión el enfoque para voltear la mirada hacia otro tipo de violencia que parece pasar inadvertida para muchos, pero de la cual ya se ha tratado y hablado antes: La violencia contra los hombres.

Es un hecho que siempre vamos a encontrar mujeres que, amparadas en la ley que ha surgido para su protección, cometan abusos en contra de los hombres. Estas situaciones han comenzado a tener un impacto negativo sobre la lucha de años por erradicar la violencia contra las mujeres, al punto de generar una guerra de género entre quienes defienden el feminismo y los que tachan estos movimientos como exagerados, discriminatorios o innecesarios. Esto se refleja en muchas opiniones que se repiten en redes como “pero si fuera hombre/mujer, no dirían lo mismo” seguido de un ataque o crítica generalizada hacia el género contrario, o desvalorizando el trabajo de estos grupos sociales.

El machismo aun arraigado en nuestra sociedad, no solo es cosa de algunos hombres, algunas mujeres igualmente reproducen conductas machistas todo el tiempo, podemos encontrar mujeres cuestionando la conducta de otras en virtud de sus experiencias sexuales, su forma de vestir, profesión u oficio, igualmente sucede con las clases sociales, nacionalidad, la forma de hablar, o grado académico, categorizándolas según nuestro concepto moral o línea de pensamiento sobre lo que debe ser o no una mujer. En consecuencia, esto explica por qué aún hay hombres que también categorizan a las mujeres de la misma forma y por qué aún muchas caen con estos sujetos que luego terminan en hechos tan lamentables como ya han ocurrido en nuestro país.

Como mencioné, hay quienes hacen un mal uso de estos derechos que nos hemos ganado y que en definitiva aún son necesarios para nosotras porque como mujer experimento a diario situaciones de las que tengo que cuidarme cada vez que salgo a la calle a enfrentarme al sistema social por el cual somos juzgadas, pero creo necesario también que nuestra cultura, tanto a nivel social como legal, experimente un cambio para proteger igualmente los derechos de los hombres, sin perjuicio hacia las mujeres, entendiendo que la igualdad de género debe contemplar que hombres y mujeres somos distintos entre sí y que nuestras necesidades biológicas son diferentes, y esto también debe incluir a la población sexualmente diversa, siempre buscando que se respeten los derechos que gozamos como humanos.

Se debe crear legislación especializada en materia de defensa del hombre cuando se compruebe que la mujer ha recurrido a la denuncia de una agresión doméstica falsa, con el fin de obtener algún beneficio, o en venganza por una infidelidad, o por disputa en la custodia de sus hijos. Esto es un tipo de violencia que se ejerce sobre el hombre y que conlleva un proceso muy desgastante para el agredido y por lo general cuenta con un fuerte reproche social aún sin comprobarse su culpabilidad, que lo pone en riesgo de ser agredido por terceros, o daños morales y psicológicos severos. Este tipo de calumnias debe ser considerada un agravante en nuestra ley.

Ocupamos mejoras en el tema de las pensiones alimentarias, adecuando nuestro sistema estatal para que los hombres cuenten con espacios donde puedan ser atendidos ante dudas por el monto de su pensión y ser asesorados, y donde puedan denunciar abusos en el uso de la pensión por parte de la mujer, y que se actúe con celeridad igual a como ocurre cuando la mujer pone la denuncia para el apremio corporal. Así también recibir asesoría en temas de custodia y paternidad y crear campañas para incentivar al hombre a acercarse a estos lugares y sensibilizar a la población sobre esta problemática, de forma que las personas comiencen a tener un mejor criterio y sepan valorar cada caso según las circunstancias para guiar a familiares, amigos o conocidos a que recurran a estos sitios de apoyo.

Por supuesto, también deben aplicarse sanciones especializadas cuando es la mujer quien agrede, y que contemple todos los tipos de violencia (física, sexual, patrimonial, psicológica). Hay casos de mujeres que manipulan a su pareja para evitar una separación, acá recurren a la violencia psicológica, amenazas con denunciarlo por agresión, violación, impedirle ver a sus hijos, suicidio. Esto también ocurre por celos, cuando descubren una infidelidad o cuando se recurre al acoso por controlar con quién anda, revisar sus mensajes, llamadas o redes sociales.

Por supuesto que existe violencia física de mujeres hacia hombres, cuando esto sucede, el agredido no reacciona por miedo a la reacción social, si la golpea, sería visto como un agresor, o no lo hace para evitar hacerle un daño a ese ser querido. También juega un papel importante la vergüenza, al admitir que una mujer lo agrede y no poder defenderse al ser él más fuerte, acá podemos incluir igualmente las burlas sexistas sobre la masculinidad del agredido, todo influye para que se de el círculo de violencia, tal como sucede en las mujeres. A nivel económico, el hombre también sufre violencia, cuando se le exige el dinero recibido para gastos de todo tipo, en ocasiones innecesarios o desmedidos, y es obligado a trabajar más para mantener las necesidades de su familia, lo que ejerce gran presión sobre él y va deteriorando su estado emocional.

La violencia sexual se manifiesta diferente sobre los hombres, debido a que a nivel físico es difícil que una mujer lo someta contra su voluntad, pero se recurren a otros mecanismos, como la manipulación (que ya mencioné arriba) para conseguir mantener relaciones sexuales con ellos, también por medio del suministro de alguna droga no consentida como estimulante y donde incluso surgen embarazos quizás no deseados por parte del hombre. A través de la manipulación psicológica, la mujer puede obtener muchos beneficios a su favor y violentar a su pareja, casi sin levantar sospechas, por lo que es de especial atención y debe existir más herramientas legales que apoyen a estas personas que temen a denunciar por ser ignorados, que se burlen o le resten importancia a lo que está viviendo.

Para finalizar, el otro cambio importante en materia de violencia contra el hombre, debe venir de nosotros mismos, erradicando algunos preceptos sociales que inconscientemente reproducimos, como el pensar que el hombre es quien tiene la obligación de proveer económicamente en la casa, o costear las salidas, y que si es al contrario es un mantenido, o es menos hombre por encargarse de sus hijos, hacer oficios en la casa. Rechazar bromas sexistas que fomenten estos estereotipos en hombres y mujeres, o que promuevan burlas cuando se dan a conocer casos de denuncias de hombres por agresión, ir cambiando estos pensamientos va a ayudarnos a crecer más como país.

violencia_hombres

Les dejo algunos casos de lectura interesante sobre el tema:

Maltrato a los hombres, ¿una realidad silenciosa?

¿Y la violencia en contra de los hombres, qué?

Cómo padecen los hombres la violencia de género

Las terribles confesiones de los hombres maltratados por sus mujeres

“Nadie habla de los hombres maltratados”

También los remito a otros temas anteriores sobre violencia intrafamiliar que he tratado acá mismo:

Ciclo de violencia intrafamiliar

Violencia intrafamiliar

Anuncios

3 comentarios

  1. Curiosamente, el desbalance de instituciones, leyes y derechos a favor de la mujer, están logrando exactamente el efecto contrario que buscan, ya que aunado a los ya mencionados aspectos de machismo y orgullo, el hombre al verse desplazado y acorralado por un sistema legal parcializado, termina atentando contra la vida de su pareja y la suya propia! Para el hombre NO hay INAMU, y la ley de violencia doméstica se redactó 100% pensando en victimas mujeres, ¿y el adulto mayor que sacan para apropiarse de su casa? ¿Y las denuncias falsas por odio o venganza? ¿Y los albergues para hombres agredidos?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: