¿Qué hace un criminólogo?

Saludos lectores

Hace varios años, cuando respondía que estaba estudiando criminología, era común escuchar expresiones como «¿qué es eso?» «¿cómo CSI?» «¿ya metió papeles en el OIJ?». Ocho años después, escucho frases más diversas «uy que chiva» «yo tengo un amigo/familiar/conocido que estudió eso» «qué miedo» ¡Aunque las primeras siguen siendo un clásico!

Y es que hoy en día, las personas han oído hablar más del criminólogo, y creen que saben a lo que se dedica, pero ¿en realidad lo saben? La intención de esta entrada, es explicar qué hacemos, y para esto, es necesario referirme a la definición como tal. Existen infinidad de conceptos, pero yo prefiero quedarme con uno muy actual y acertado, que es el que acuñó el Colegio de Criminólogos de Costa Rica:

«Es la ciencia que estudia integralmente el fenómeno criminal considerando su génesis, variables, actores, y consecuencias, con el objetivo de explicar su existencia, prevenir su ocurrencia, y mitigar las repercusiones individuales y sociales»

Basándonos en este concepto,  entonces ¿qué hace un criminólogo?

Cuando se habla de estudiar integralmente el fenómeno criminal, el campo de aplicación de esta ciencia es más amplio del que se cree comúnmente, porque como en cualquier fenómeno social, intervienen elementos de todos los sectores posibles, hay criminales en las casas, en las calles, en los comercios, en los lugares de trabajo… ¡en todos los ámbitos sociales hay criminalidad! Y al adentrarse en este estudio, pretende explicar su origen, causas o variables que llevaron a estas conductas. Y si eso no era suficiente, también intenta prevenirlo y minimizar el impacto de este fenómeno en cada individuo.

¿Parece mucho para un criminólogo, cierto? Esta es la razón por la que debemos conocer de varias ciencias o disciplinas, como derecho, medicina, psicología, administración, gestión empresarial, riesgos ocupacionales, defensa, protección, atención de crisis, y nos valemos de otras ciencias de vital importancia, como es el caso de la criminalística, para la verificación científica del delito, y que terminará respaldando nuestro estudio. Por supuesto que es materialmente imposible que una sola persona pueda almacenar tal cantidad de información, y por eso cada profesional irá definiendo en el camino en qué áreas es más diestro y se especializará en ellas, y es muy normal que se ejerzan dos profesiones distintas y relacionadas entre sí, o que destaquen en diferentes disciplinas (manejo de armas o defensa personal, por ejemplo).

Por tanto, el criminólogo puede trabajar en cualquier sector laboral que se lo proponga, el éxito de su labor dependerá de qué tanto desee explorar y aplicar su conocimiento donde se encuentre. Siendo así, no debe extrañarnos ver a un estudiante aspirando a un puesto como oficial de seguridad, o vernos en un banco, en un supermercado, en un hotel, un centro comercial o en una ferretería, porque donde sea que pueda ocurrir un delito, ahí puede aplicarse la criminología. El delito no son solo los homicidios o las violaciones, y podemos desarrollarnos en otros campos donde se utiliza toda la información que hemos obtenido a través de nuestros estudios sobre criminalidad, para evitar pérdidas a las compañías (hurtos, fraudes, falsificación de documentos, robo de información confidencial). Esta labor se realiza mediante evaluaciones y análisis de riesgo, generando procedimientos y políticas a seguir para reducir el impacto de estos delitos.

También debemos aprender a manejar o liderar grupos de trabajo, capacitar personal, brindar recomendaciones, estar actualizados con las nuevas tendencias delictivas, y sí, también podemos trabajar dentro del Poder Judicial, el Ministerio de Justicia y Paz, Ministerio de Seguridad u otras instituciones del Estado, sean o no policiales, y no tiene nada de malo aspirar a trabajar en estos lugares, lo que realmente importa, es que el profesional sepa elegir muy bien el perfil que quiere para su futuro, investigue, lea y cuestione antes de elegir una carrera y no salga de los centros universitarios con una falsa percepción sobre las diferentes fuentes de empleo a las que puede aspirar.

Ahora me pregunto ¿realmente lo sabía? Espero que esto les haya ayudado un poco a aclarar sus dudas sobre lo que hacemos y lo mucho que hay para explorar en este campo.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: