Archivo 506

Los riesgos de Facebook

Saludos lectores

Durante mi curso de Tendencias Actuales de la Criminalidad, nos tocó abordar algunos temas sobre los nuevos mecanismos con los que cuenta la delincuencia para actuar hoy en día y por eso quiero compartirles un poco una

 breve investigación que realicé en su momento sobre el tema de la delincuencia y los peligros a los que nos exponemos a través de la red social facebook.

El 22 de febrero del 2012, salió publicada una nota en la página de Noticias Repretel con el siguiente titular: Joven fue abusada en una iglesia por conocido en Facebook” La noticia indica que la joven, al parecer, tenía una amistad agregada en su perfil de facebook y con la cual quedó de conocer en la Iglesia de Coronado, pero en un descuido que la chica fue al baño, el sospechoso aprovechó para seguirla y violarla. Lo anterior deja en evidencia el peligro al que actualmente están expuestas las personas que utilizan Facebook, que en los últimos años, se ha convertido en una herramienta indispensable para los usuarios de internet. Pero ¿qué tiene ver que este sitio con la criminalidad?

Cuando hablamos de delincuencia o criminalidad, inmediatamente pensamos en homicidios, asaltos, violaciones o secuestros. Es muy común informarse en las noticias de sucesos que involucren este tipo de hechos. Sin embargo, como tal, la criminalidad es un fenómeno social, y como todo en nuestra sociedad, la delincuencia también evoluciona y se moderniza. Lo anterior no significa que los delitos que conocemos como los homicidios o asaltos, estén en extinción para dar paso a nuevos tipos delictivos, sino que, con el avance de nuestra sociedad, la delincuencia ha mejorado las vías para alcanzar con éxito sus objetivos, de manera que los hechos antes mencionados, puedan llevarlos a cabo con mayor facilidad.

Cualquier persona con una cuenta de correo electrónico, puede crear su propio perfil en Facebook, y los usos que pueden darle dependerán de cada uno, desde una red de contactos, amistad, trabajo, estudio, Facebook se puede usar de cualquier forma y su éxito ha sido tal que hoy en día es muy difícil encontrar a una persona que no posea una cuenta ahí, incluso muchas empresas utilizan este medio para mantenerse en contacto con sus clientes o para tomarlo en cuenta a la hora de contratar su personal, todo un fenómeno social que ha creado un gran impacto entre las personas con acceso a internet. Por eso no es de extrañar que la delincuencia haya encontrado en Facebook la oportunidad perfecta para sacarle provecho y cometer cualquier delito que sea posible.

El caso expuesto al inicio de este artículo, no es un caso aislado, vamos a conocer a continuación otras situaciones que han salido a la luz y que están relacionados, directa o indirectamente, con la criminalidad. A continuación, se va a exponer un caso real, acontecido el 17 de septiembre del año 2009 en Colombia:

“El 17 de septiembre del año pasado fue un día negro para la familia de Ana María Chávez, una estudiante de arquitectura de la Universidad Javeriana. Ese día, John Anderson Sierra Molina y Juan Sebastián Obando Cano entraron a su casa, la asfixiaron hasta la muerte, le robaron computadores, teléfonos, dinero y varios objetos de valor. Y aunque desde octubre los atraparon y están en la cárcel modelo y se espera que el 22 de enero los condenen, el caso prueba los riesgos a los que se exponen las personas hoy en las redes sociales. Ana María se había vuelto amiga de John Sierra y Juan Obando a través de Facebook. Así, comenzaron a hablar y, con el tiempo, los delincuentes se ganaron su confianza, hasta que el 17 de septiembre fueron a visitarla a su apartamento. El resto de la historia sólo la conocen los dos hombres, que ya admitieron su delito. (Blog.com, 2010)

Una de las debilidades de muchos usuarios en Facebook, tomando como referencia el caso anterior, es que las personas suelen aceptar como “amigos” a cualquier persona que envía solicitud de amistad, sin importar si conocen a la persona, con simplemente tener un contacto en común, o a veces esto no es necesario, simplemente por algún interés en común, ya es suficiente para aceptar la solicitud. Lamentablemente, no todas las personas en este sitio crean perfiles con información real, ya que se pueden crear nombres falsos, información falsa y por lo tanto, es imposible saber si una persona es quien dice ser. La joven asesinada en el caso anterior, cometió el error de invitar a su apartamento a dos personas que creía “conocer” y el resultado fue fatal, lo que pone en discusión el hecho de cuántas personas, de las más de 1200 millones que poseen una cuenta, se exponen diariamente a una situación similar, se hace simplemente imposible regular la información que las personas revelan en la red y por ello es que se hace importante crear mecanismos que adviertan sobre este tipo de hechos a la sociedad y que la misma se mantenga alerta ante la delincuencia.

 Ahora analizaremos dos casos más ocurridos en nuestro país:

“Hoy por hoy estoy preso en Adulto Joven, La Reforma”. Este fue el primer comentario que un reo sentenciado por homicidio escribió en su perfil de Facebook, el 9 de junio del 2011, pasada la medianoche, a través de un celular. Dos meses después, el veinteañero, quien se identifica como “Aaron Guti”, ya tenía 202 amigos nuevos. Hasta ayer, contabilizaba 484 contactos en la red; la mayoría son mujeres que le escriben mensajes amorosos. El presidiario utiliza la cuenta para mostrar de manera pública su vida en la cárcel de adultos jóvenes en La Reforma, donde descuenta 15 años de pena desde el 30 de noviembre del 2009. Las publicaciones las ha realizado, por lo general, de noche o madrugada, con el aparente desconocimiento de las autoridades penitenciarias. Consultado por La Nación, el director de Adaptación Social, Eugenio Polanco, dijo que ya ordenó una investigación porque es prohibido utilizar celulares y, por ende, Internet.” (La Nación, 2012).

Casi seis meses les tomó a las autoridades darse cuenta de lo que estaba sucediendo en el centro penitenciario, señas de lo atrasado que está nuestro país para poder regular todo lo que acontece en la red. El fácil acceso a Facebook ya no solo se limita a una persona que tenga una computadora, hoy en día, desde un sencillo celular que admita red de internet, es posible conectarse e interactuar con los contactos agregados. Por supuesto aquí podemos ver otro fenómeno que facilita casos como estos, y es el hecho que hoy, es muy sencillo obtener una línea pre-pago, a nombre de quien sea, y ser utilizada por cualquier persona. Si existe un caso de este tipo y que el mismo fuera indetectado por casi seis meses, entonces ¿es posible que existan más casos como estos en nuestros centros penitenciarios de organizaciones criminales que operan desde estos lugares? Es muy probable que la respuesta a esto sea positiva, puesto que hoy en día, la tecnología ha cruzado ya las fronteras y obstáculos de comunicación, pero estás barreras se reducen aún más si se domina más de un idioma, facilitando así una mejor fluidez en la comunicación sin necesidad desplazarse a otros sitios.

Finalizamos esta lista de antecedentes, con la noticia que abrió el presente trabajo:

“¿Cuántos amigos tiene usted en Facebook? De esos amigos ¿cuántos conoce en persona? ¿Alguna vez entablo una conversación con desconocidos por medio de las redes sociales? Las personas que usted acepta sin conocer podrían acercarse con otras intenciones. Ese es el caso que sufrió una joven de 20 años en Coronado. Ella aceptó la invitación de amistad de un hombre por Facebook hace 15 días. En las fotografías aparecía un sujeto atractivo para la mujer. Luego comenzaron una amistad por medio del chat. El hombre le sugirió que se conocieran el viernes pasado en la iglesia de Coronado. La joven llegó y lo esperaba. Luego de un rato un hombre se presentó y aseguró que era el de Facebook pero había usado otra identidad por temor al rechazo. Ambos comenzaron a conversar. La mujer decidió ir al baño de la iglesia. Y su agresor la siguió para violarla. La forma en que el agresor planeó el crimen fue prácticamente perfecta y parece que no dejo rastro a las autoridades. El violador citó a la joven a un lugar aparentemente seguro. Sin embargo, dentro de la iglesia no hay ni una cámara ni vigilancia de ningún tipo. Identificar a una persona con identidad falsa por Internet es muy complicado.” 

Este caso tiene características muy similares al de Ana María, pero deja en evidencia que no solo son casos que ocurren lejos de nuestro país. Son los peligros a los que se exponen en la actualidad, sobre todo adolescentes, que creen todo lo que les dicen por Facebook, sin medir las consecuencias de sus actos.

¿Qué podemos hacer para combatir la delincuencia en facebook?

Está muy claro que es imposible con 1200 millones de usuarios, convencerlos para que cierren sus cuentas, por el contrario, es deber de las autoridades, actualizarse, informarse y actuar en contra de este nuevo tipo de criminalidad, y por supuesto, facilitar a la ciudadanía información fundamental e importante para evitar ser víctimas de los delincuentes de Facebook.

Surge la necesidad informar a la población sobre los riesgos en redes sociales, aprovechando la misma herramienta para divulgar información en las páginas oficiales de las autoridades, campañas en youtube, en escuelas y colegios, dentro de los cursos de Seguridad Comunitaria o en medios como la prensa escrita, radial o televisiva.

Aquí algunas de esas recomendaciones:

  • No agregar desconocidos, pareciera increíble, pero como vimos durante este trabajo, si existen personas que agregan a cualquier persona sin conocerla a su lista de contactos. No existe certeza alguna de comprobar que esta persona sea real, o que sus intenciones sean buenas.
  • En caso de agregar a personas desconocidas, Facebook ofrece mecanismos de seguridad, y no necesariamente todos los contactos deben tener acceso a toda la información, se pueden clasificar los contactos en diferentes listas (trabajo, estudio, familia, ocio, conocidos) y a la hora de publicar fotos, videos y estados, se le puede decir a Facebook para cuál lista de contactos desea que tengan acceso a esta información, de esta forma, fotos muy personales, pueden ser vistas solo por familiares y mejores amigos, mas no así por conocidos o compañeros de trabajo o estudio.
  • Del mismo modo, se puede configurar la cuenta de manera tal que ciertas acciones realizadas en Facebook no sean de conocimiento público, en este caso hablamos que esta red social publica constantemente cuando se ha comentado en el muro de otra persona, o se ha comentado una foto, cuando se modifica información del perfil o cuando agrega a más amigos, toda esta información puede ser bloqueada de manera que nadie tenga por qué enterarse de todos los movimientos en la red, incluso es posible configurar la cuenta para evitar que otras personas vean lo que tus amigos han publicado en el muro, con esto no solo se está protegiendo la persona, sino que está protegiendo a sus amigos para que solo la persona interesada pueda ver esta información.
  • Tener mucho cuidado con las aplicaciones o links que se revisan en Facebook, ya que al aceptarlas, se está dando permiso para que extraños accedan a la información básica y con esto, abriendo las puertas a los delincuentes.
  •  Proteger los contactos, evitando que otros vean los amigos que se tienen agregados, así se evita recibir solicitudes de amistad de personas que no se conocen.
  •  Y muy importante, regular la información que se comparte en Facebook, no revelar teléfonos, direcciones, ubicaciones de donde se estará en determinada fecha, no revelar el centro de estudio o trabajo y mucho menos el horario, ni publicar fotos o videos comprometedores.
  • Es necesario que la campaña también incluya mensajes dirigidos a los padres de familia, hay muchos padres que no tienen problema en comprarles a sus hijos el celular de moda y estos generalmente tienen facilidades para el ingreso a internet desde el dispositivo. Cuando esto sucede, se hace imposible velar por lo que los niños y adolescentes hacen en la red. Lo más recomendable es que los padres supervisen a sus hijos, tratar, sin invadir su espacio de privacidad, pero siempre estar atentos a los movimientos de ellos, conocer en la medida de lo posible, las nuevas amistades, conocer con quiénes se están relacionando.

Pueden parecer recomendaciones muy sencillas y hasta conocidas por todos, sin embargo no ha de extrañarnos el caso omiso que las personas hacen a estas recomendaciones, tal vez porque noticias como las expuestas en este artículo no llegan a ser públicas, y por lo tanto, que permitan crear un momento de reflexión, la constante actualización sobre este tema es fundamental para lograr crear en todas las personas, una conciencia, no solo para su propia protección, sino hacia con las demás personas. Facebook puede ser una herramienta muy útil para trabajo, estudio y demás usos que se le quiera dar, pero puede convertirse en un mortal enemigo si se le da un uso incorrecto. Cada persona debe responsabilizarse por el uso que da a su perfil. Se deben maximizar los beneficios de la tecnología pero al mismo tiempo hacerlo dentro de un marco seguro.

Con todo esto, no se va a evitar que la delincuencia deje de atacar, ni mucho menos que no seamos víctimas de algún delito, sin embargo se puede lograr reducir estas posibilidades y hacerle el trabajo a la criminalidad más difícil, porque combatir la delincuencia no debe ser solo un trabajo policial y del Estado, debe ser un compromiso de todos los ciudadanos, es importante hacer un llamado a la responsabilidad de nuestros actos en las redes ya que no solo nos exponemos nosotros sino que también ponemos en peligro a las personas que nos rodean.

Espero que el artículo les guste y les sea de utilidad, espero leer sus opiniones y siéntanse libres de compartirlo.

Anuncios

4 comentarios

  1. Buenas noches, por todo lo anterior y por pasar muchas horas en esa red social decidí cerrar mi perfil. Además, he sido testigo de primera mano del ciber matonismo “bullying” dirigido a conocidos/as y percibo que aún las personas no somos conscientes que ya el espacio virtual se traslapa a nuestra realidad cotidiana.
    Hace muchos años cuando el internet inicia su “democratización”( Paso de ser algo que se conocía y utilizaba entre empresas, gobiernos y todas las ramas de computación existentes…) ya ocurrían este tipo de crímenes; en menor cuantía, pero ocurrían y se daban las indicaciones de precaución que usted menciona:” No chatear con extraños, no dar datos personales, no enviar fotos…” No obstante, conforme más personas acceden el internet, más común se han vuelto los crímenes cibernéticos…¿ Falta de precaución o exceso de confianza de los ciber ciudadanos? Aún no me he podido responder esa pregunta…ha pesar de esto sigo usando redes sociales es parte de la cotidianidad actual, pero decidí no subir fotos, ni a que lugares voy, o en compañía de quien… Solo comentar sobre música, vídeos y ocasionalmente algo que me llama la atención. Nada más.
    Nunca hemos sabido realmente quien esta detrás de los monitores por más que salga el nombre de una página web o que es el perfil de X persona. Muestra de esto es la cada vez más común noticia que vemos que las personas y sitios web (blogs, foros, págs institucionales, etc) en algún momento indican:” Fuimos víctimas del hacking…”

    Saludos.

    1. Hola, muchas gracias por tan acertado comentario. A pesar que nunca he sido víctima de bullying en redes sociales o de delitos cibernéticos (hasta la fecha) yo también opté por separar mi vida personal de facebook, es por eso que actualmente mi perfil es solo informativo, más que todo para manejar algunos proyectos que mantengo en la web, tuve que hacerlo porque cada día aumentaba la lista de contactos que lamentablemente en ocasiones es necesario mantener, no quise seguir exponiendo a mi familia y amigos cercanos y por supuesto, como criminóloga, también es importante mantener un perfil bajo.

      Entrando un poco en detalles con respecto a su comentario, tal vez la respuesta a la interrogante del por qué, pese a las recomendaciones que se dan, las personas siguen exponiéndose en redes sociales, creo yo que prevalece en muchos casos el pensamiento de “eso no me va a pasar a mi”. Es muy complicado hacer entender a las personas sobre estos riesgos ya que en su mayoría consideran que son los suficientemente capaces para evitar ser víctimas de la ciberdelincuencia, desgraciadamente como dice, el exceso de confianza puede llegar a ser su peor enemigo.

      Pero bueno, al menos como profesionales tratamos de fomentar una cultura preventiva, con la esperanza de poder como mínimo llegar a una sola persona que tome estas recomendaciones y las ponga en práctica, no queda más que seguir en esta lucha por informar y llegar a más personas para crear conciencia.

      Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.