Noticias

Psicopatía Parte I

Generalidades e Historia Sobre La Investigación De La Psicopatía.

De entre todas las categorías patológicas que la psicología y la psiquiatría han identificado en el ser humano, puede que la psicopatía sea la más conocida o difundida, tanto entre círculos profesionales, sean psicólogos,

 médicos, abogados y criminólogos, como entre la población en general. Por ello, antes de continuar, le planteo la siguiente interrogante al respetable lector: ¿En alguna ocasión, anterior a la lectura de este artículo, ha escuchado el termino psicopatía o psicópata?Lo más probable es que sí, pues la mayoría de las personas han escuchado en alguna ocasión el termino psicopatía, sea en la televisión (películas, series), en libros de ficción o bien, por los medios de comunicación (radio, televisión o escritos). Por ello, aparentemente casi todo el mundo (profesionales o no) tiene más o menos clara la cuestión.

Se puede decir que, en general, la imagen social del psicópata es la de un sujeto “depredador que busca acecha, captura, tortura, y da muerte a su víctima a sangre fría, sin remordimientos…” (Raine & Sanmartín, 2011, pág. 5). Usualmente el concepto de psicópata se relaciona con determinados matices, ya que estos sujetos se les considera criminales altamente violentos, sádicos, violadores, locos, pervertidos y, por supuesto la asociación clásica, asesinos en serie (que informal e incorrectamente, es frecuentemente entendida como una combinación de todo lo anterior), o bien, como mínimo se les relacionan con los crimines más violentos y brutales de los que se tiene noticia. Todo lo anterior, resume la imagen y el concepto de psicópata que nos ofrecen los noticieros, los periódicos, los libros de ficción, las series y las películas.

Para comenzar a poner un poco de luz sobre el tema, se ha de decir que para aquellos que hemos estudiado a profundidad en la cuestión que nos ocupa, es sabido que la psicopatía no se limita únicamente a hechos violentos como la violación, la tortura o el homicidio múltiple. La psicopatía va mucho más allá, “porque al peligro que supone el psicópata en sí, ha de añadirse el de su desconocimiento.  Mientras que la gente siga creyendo que los psicópatas son solo asesinos en serie o monstruos de degeneración, su peligrosidad quedara limitada a aquellos sucesos brutales que de vez en cuando conmueven a la opinión pública.” (Garrido Genovés, 2000, pág. 7) Estas últimas observaciones se encuentran   criminológicamente comprobadas.

En estos artículos sobre la psicopatía, abordaremos un tema extremadamente amplio (y desde una perspectiva criminológica resulta sumamente complejo), del cual se ha escrito e investigado mucho desde hace décadas, pero del que realmente se conoce con certeza muy poco, debido a ello, lo que predomina al respecto son los estereotipos, las equiparaciones erróneas y una mala interpretación por parte de los medios de comunicación, el cine y la literatura de ficción. La consigna de los presentes artículos es abandonar esos estereotipos, costumbrismos, sensacionalismos, la ignorancia e iluminar un poco la turbia nebulosa de conocimiento que rodea la psicopatía, todo en favor de la información y los datos arrojados por los estudios científicos sobre la misma. Para ello recorreremos brevemente su desarrollo histórico, señalaremos algunas de las hipótesis referentes a su etiología, de igual manera se abordarán los aspectos relevantes sobre su nominación y definición, se abarcará, pues no habría forma de no hacerlo, la relación existente entre la psicopatía y la actividad antisocial y delictiva. También se dará un ligero vistazo a la investigación y el abordaje de la psicopatía a nivel nacional.  En resumen, expondremos de forma básica una serie de elementos que son esenciales para comprender más íntegramente un trastorno de personalidad tan criminológicamente llamativo como este.

 Historia Sobre La Investigación De La Psicopatía.

No se puede abarcar casi ningún tema sin hacer un breve recorrido en su historia, el estudio de la psicopatía no es la excepción. Si bien las investigaciones más representativas, así como los mayores descubrimientos en este tema quizá se han desarrollado en los últimos veinticinco años, este trastorno de la personalidad, sus características y rasgos se estudian desde hace unos dos siglos. En esos dos siglos son muchos los investigadores o autores que han publicado trabajos al respecto, aquí hemos de mencionar solo unos pocos.

El primero en hablar sobre psicopatía fue el médico francés Philippe Pinel, quien escribió, en 1801, la primera definición de psicopatía. Pinel habló sobre este trastorno, pero bajo la denominación de manie sans délire (mania sin delirio). Este médico francés definió la psicopatía de la siguiente manera:

No fue poca sorpresa encontrar muchos maníacos que en ningún momento dieron evidencia alguna de tener una lesión en su capacidad de comprensión, pero que estaban bajo el dominio de una furia instintiva y abstracta, como si fueran sólo las facultades del afecto las que hubieran sido dañadas. (Garrido Genoves , 2012, pág. 16)

Pinel expuso, antes que nadie, una observación importantísima y definitoria sobre la psicopatía, ya que hasta ese momento no se había considerado la posibilidad de que existiese una “locura” sin la perturbación o el vicio de la mente, el juicio y el intelecto, o sea, Pinel concibió una afectación psicológica que no causaba un menoscabo o deterioro de manera alguna en el raciocinio coherente ni el intelecto, por ello le adjudica la nominación de manía o “locura”, pero sin las alucinaciones y delirios propios de una psicótico (“loco”). Tras este aporte de Pinel, el siguiente avance significativo en el estudio de la psicopatía lo realizo, en 1835, el psiquiatra inglés James C. Pritchard, “Pritchard acuño la frase “locura moral” (moral insanity) para designar a aquellos “cuya moral y principios activos del humor están fuertemente perturbados o depravados, cuyo poder de auto control está ausente o muy deteriorado” ( Martinez & Molero Moreno, 1996, pág. 46)

James C. Pritchard definia la psicopatía, o según su terminología propia la “locura moral”, en las siguientes palabras:

Hay una forma de perturbación mental en la que no aparece que exista lesión alguna o al menos significativa en el funcionamiento intelectual, y cuya patología se manifiesta principal o exclusivamente en el ámbito de los sentimientos, temperamento o hábitos. En casos de esta naturaleza los principios morales o activos de la mente están extrañamente pervertidos o depravados; el poder del autogobierno se halla perdido o muy deteriorado, y el individuo es incapaz, no de hablar o de razonar de cualquier cosa que se le proponga, sino de conducirse con decencia y propiedad en los diferentes asuntos de la vida. (Garrido Genoves , 2012, págs. 16-17)

 La relevancia, y actualidad, de estos dos primeros autores radica en que ambos, pese a realizar las primeras consideraciones sobre este trastorno tan complejo, son claros respecto a que, en la psicopatía, no hay perturbación mental alguna (alucinaciones, delirios, desconexión de la realidad.), salvo, claro está, los casos que presenten comorbilidad.

En 1909, Emil Kraepelin, propuso el término que hoy en día utilizamos de ‘personalidad psicopática. Para este autor las personalidades psicopáticas eran intratables pues su condición es de una naturaleza irreversible, opinión que se prolonga aun en nuestros días, pues la mayoría de expertos coincide en que hasta el momento las conductas y tendencias de los psicópatas no son modificables mediante las terapéuticas tradicionales.  Por otra parte Birnbaum en el año 1914 “introdujo el termino Sociópata y resalto la naturaleza psicogenética del trastorno, como un producto del aprendizaje social u de las influencias negativas ambientales tempranas” (Martínez & Molero Moreno, 1996, págs. 46-47) Este autor señala la importancia y la relevancia que tiene en el entorno en el desarrollo de la psicopatía, lo cual es importante de resaltar, ya que en algunos casos, la carga o predisposición genética puede ser contrarrestada por un medio social sano y pro social, o bien al contrario, potencializar el desarrollo de este trastorno en sujeto con poca o ninguna predisposición genética.

“La investigación moderna acerca de la psicopatía se origina con la publicación en 1941 de la primera edición de La Máscara de la Cordura, libro escrito por el psiquiatra Harvey Cleckley” (Garrido Genovés, 2000, pág. 35). Al día de hoy, esta obra aun constituye un enorme punto de partida para muchas investigaciones actuales sobre este trastorno. En esta obra, y en general sobre la psicopatía “Cleckley llamaba la atención sobre lo que él veía como un funesto problema social, aunque ampliamente ignorado.” (Hare R. , 1993, pág. 29) Por ello “Muy significativa fue también su idea de que estas personalidades no se encontraban únicamente en las instituciones penitenciarias, sino también en algunas de las posiciones sociales más respetadas, es decir, enfatiza que este desorden no respeta clases sociales.” (Abalos Riquelme, Esquivel Pérez, & Gallardo Muñoz, 2004, pág. 17).

Sobre la investigación base implantada por Cleckley, el psicólogo canadiense Robert D. Hare ha desarrollado un amplio estudio a lo largo de muchos años. Hare se ha preocupado no solo por el estudio de la psicopatía como perturbación psicológica, sino que también ha enfocado parte de su trabajo a difundir los verdaderos rasgos de la psicopatía, la investigación que existe en torno a este padecimiento y alertar del problema social que este trastorno puede llegar a constituir.

Los trabajos de Hare se extienden en un gran abanico de ámbitos en torno a la psicopatía que van desde el penitenciario y criminal hasta los estudios y análisis de la psicopatía en las empresas, las finanzas y la política. “Uno de estos trabajos, que ha sido reconocido y valorado internacionalmente, es el instrumento psicométrico desarrollado por Robert D. Hare: la Escala de Calificación de la Psicopatía Revisada (PCL-R).” (Abalos Riquelme, Esquivel Pérez, & Gallardo Muñoz, 2004, pág. 18) A nivel mundial esta escala es la herramienta más ampliamente aceptada y utilizada para el diagnóstico de la psicopatía, pero además “Hare y sus colegas son los autores de la mencionada PCL-Revisada (PCL-R; con 20 ítems), la PCL Versión Cribado o PCL Screening Version (PCL:SV; con 12 ítems), y la PCL Versión Joven o PCL Youth Version (PCL:YV; con 20 ítems).” (de Lasala Porta, 2014, pág. 22).

El desarrollo de investigación en torno a la psicopatía es muy amplio, sus aristas se extienden en distintos aspectos, siendo los dos más relevantes los que giran en torno a identificar la etiología de este trastorno y el lograr un tratamiento o terapéutica efectiva para aquellos psicópatas criminales o antisociales. En el primer aspecto, las últimas técnicas de imágenes cerebrales, la neurociencia (la neurocriminología tiene particular importancia) y los estudios del cerebro, han significado un enorme avance en la comprensión de una posible etiología responsable de la psicopatía. En lo respectivo al tratamiento de la psicopatía han existido una constante publicación de estudios sobre la terapéutica de estos individuos, pero “La mayoría de ellos fueron llevados a cabo antes de disponer de medidas de evaluación y diagnóstico fiables y bien establecidas, muchos de ellos adolecían de grupos de comparación no tratados y, además, utilizaban medidas de evaluación de resultados subjetivas y no validadas.” (de Lasala Porta, 2014, pág. 58).

Lo anterior fue un corto resumen de los aportes y hechos históricos relevantes dentro de la historia del estudio e investigación de la psicopatía, son muchos los aportes realizados por diferentes autores, la doctrina al respecto es extensa, por ello no se aspiraba a realizar un recorrido demasiado exhaustivo, pues emprender dicha empresa requeriría un desarrollo extenso abordaje debido a que, se cuentan ya con dos siglos de historia que relatar.

Autor: Yair Torres Blanco – Criminólogo


Las opiniones expresadas por el autor del anterior artículo, no necesariamente reflejan la posición del autor de este blog.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.